Location:

Escupir con sangre en el lavabo
Escupir con sangre en el lavabo

Síntomas de la enfermedad gingival

¿Qué puede causar la pérdida de piezas dentales?

Cuando somos pequeños, la pérdida de piezas dentales es una fase en el camino hacia la edad adulta. Sin embargo, cuando crecemos, es una experiencia traumática e irreversible con consecuencias a largo plazo tanto estéticas como funcionales en la boca, que pueden llegar a afectar a la autoestima.

Existen una serie de motivos que pueden llegar a causar pérdidas de piezas dentales en la edad adulta. Se pueden perder dientes en un accidente o como consecuencia de una enfermedad como la diabetes. Sin embargo, una de las principales causas de la pérdida de piezas dentales es una enfermedad gingival grave e irreversible (periodontitis).

Ilustración de un diente suelto

¿Por qué la enfermedad gingival puede causar la pérdida de piezas dentales?

Tener unas encías sanas es de crucial importancia para la salud de tus dientes.

Tu mandíbula mantiene cada diente fijo en su alvéolo. Por eso, es muy importante que ese hueso no quede expuesto a bacterias ni a infecciones que puedan causarle daños e, incluso, la pérdida de piezas dentales. Tus encías son una barrera protectora entre el diente y la placa bacteriana de la boca.

La primera fase de la enfermedad gingival empieza con la acumulación de placa bacteriana capaz de irritar las encías. Esto hace que se enrojezcan e inflamen y que sangren cuando te cepillas los dientes o usas el hilo dental. Esos son los signos de la primera fase de la enfermedad gingival: la gingivitis. Si no se trata, puede desarrollarse hasta llegar a la segunda fase, que es irreversible: la periodontitis y la posible pérdida de piezas dentales.

Esto tiene lugar porque la acumulación de placa bacteriana puede causar que las encías se separen del diente, lo que crea pequeños espacios en los que se puede acumular más placa y causar infecciones. Si no se tratan, estas infecciones pueden afectar al hueso y a los tejidos de las encías que funcionan como soporte para la estructura de los dientes. Si se daña, los dientes empiezan a moverse.

La clave para evitar la pérdida de piezas dentales causada por la periodontitis es no dejar que la enfermedad avance tanto.

Las revisiones regulares con el dentista son de vital importancia ya que, a diferencia de la sensibilidad o molestia dental, la enfermedad gingival no siempre es dolorosa. De hecho, para empezar, es posible que ni siquiera notes que la padeces, pero un examen profesional puede detectar los primeros signos para que puedas llevar a cabo los pasos necesarios para tratar la enfermedad gingival antes de que empeore.

Esto es especialmente importante si fumas, ya que el tabaco puede enmascarar los signos de la enfermedad gingival.

Si tu dentista detecta que tienes problemas gingivales persistentes o que estos empeoran, es posible que te sugiera el uso del colutorio de tratamiento intensivo parodontax Extra 0,2%. Se ha probado clínicamente que es un antiséptico para prevenir y ayudar a tratar la gingivitis. Contiene un ingrediente activo antimicrobiano llamado clorhexidina, que inhibe la formación de la placa bacteriana y les da a tus encías la oportunidad de sanar. Si se usa a tiempo, antes de que la gingivitis avance demasiado, puede ayudar a prevenir la periodontitis de rápida progresión.